Regresar a la Portada
NÚMEROS ANTERIORES
BÚSQUEDA

Todas las palabras Alguna palabra

 
 
 
Septiembre , nº 4 y nº 5 , 1982 Copyright 1982 © Papeles del Psicólogo
ISSN 0214 - 7823

2º SEMINARIO IBEROAMERICANO PARA LA ORIENTACIÓN ESCOLAR Y PROFESIONAL

Antonio Rodríguez Barcia

[ Imprimir ]  

La reseña que a continuación reproducimos, la envió nuestro compañero Antonio Rodríguez Barcia a la redacción de Papeles con destino a la sección de cartas a la revista. Nos ha parecido oportuno, por su contenido y por su extensión, publicarla íntegramente en esta sección.

Del 28 de Marzo al 2 de Abril pasados se celebró el 2º Seminario Iberoamericano de Orientación Escolar y Profesional, bajo el lema de "Orientación Integral para la Escuela, el Trabajo, la Vida". Fue organizado por la Asociación Española para la Orientación Escolar y Profesional, (AEOEP) y la Asociación Internacional Escolar y Profesional (AIOSP), bajo el patrocinio de la Dirección General de Enseñanzas Medias, y el Patronato de Promoción de la Formación Profesional.

Hacer un comentario de un Seminario, Simposium, Congreso, resulta casi siempre una tarea difícil y delicada. Difícil porque es materialmente imposible asistir y escuchar todas las ponencias y comunicaciones. Dicha limitación sólo se puede superar leyendo el libro de actas, pero la edición de tal libro es una tarea ardua, y en este momento, al menos, yo no dispongo de él. Por lo anterior, es imposible juzgar el conjunto de las intervenciones, y claro el hacer una valoración, se puede cometer injusticia al generalizar opiniones, producto de experiencias parciales, al conjunto que uno no ha conocido.

Por otra parte, efectuar un comentario sobre un acto de este tipo es un tema delicado, porque generalmente uno, espectador del acto final, no ha conocido todo el proceso de gestación de la obra: ida inicial, búsqueda de apoyos institucionales, financieros, de colaboradores. Los proyectos se van alterando, cambiando, incluso modificando profundamente, de manera que a lo mejor cuando se levanta el telón, la obra que se representa no es ni parecida a lo que inicialmente se imaginó. Además el esfuerzo que cuesta poner en marcha un proyecto de este tipo, es ingente, y eso obliga, antes de realizar cualquier tipo de comentario crítico, a agradecer a las personas que se han esforzado por sacar adelante el proyecto, tanto a los organizadores, tarea ingrata y dura, como a los ponentes y comunicantes.

Salvados estos comentarios previos, me atrevería a emitir algunas opiniones sobre lo que observé.

Si algo se podría afirmar, sin sombra de duda, sobre el Seminario fue su carácter oficial, oficialista, por las siguientes razones.

La organización del Seminario se hizo desde lo oficial-vertical. Es decir a la pregunta de quién debe formar el Comité Organizador, se responde, primero analizando en que Instituciones u Organismos oficiales hay Unidades de Orientación, segundo, cooptando a los responsables de dichas Unidades para el Comité organizador. Dado que puede haber muchas Unidades, en diversos Organismos, con diferente rango: Dirección General, Servicio, Sección, Negociado, Unidad, etc., y que el Comité Organizador no puede ser muy extenso, es preciso elegir bien, pues en este tipo de temas los errores que se pueden cometer son muchos.

Una vez cooptando el comité Organizador, se monta un Comité Patrocinador, entre las Instituciones que pueden ayudar financieramente, a nivel publicitario, que conviene que no se oponga al proyecto, etc. Este Comité tendrá un mero carácter figurativo, sin poder real de decisión.

En este caso el Comité Organizador integraba a los SPOEV (Servicios Provinciales de Orientación Escolar y Vocacional a nivel de EGB.), a los Institutos de Orientación Educativa y Profesional, y la red de Centros de Orientación Profesional del INEM. Como complemento a esas tres grandes fuerzas había una representación de la Universidad, de la Oficina de Educación Iberoamericana y de la Sociedad Española de Psicología.

¿Dónde estaba el Colegio Oficial de psicólogos? El Colegio Oficial de Psicólogos estaba en el Comité Patrocinador, aportando una cantidad de dinero. ¿Por qué el Colegio aceptó participar a nivel meramente decorativo? Esa es una buena pregunta. Se le invitó a participar, y conociendo como conocemos, el desastre de la Orientación actualmente en España, le debió parecer que colaborar en un Seminario que iba a estudiar esta problemática era una tarea útil e interesante.

Por otra parte, colaborar con el Seminario permite establecer lazos institucionales en un sector profesional tan importante como el escolar. Pero el Colegio creo que se ha llevado varias sorpresas. Una, la sensación de que su participación planteaba algunas reticencias -¡Cuidado con estos chicos, que pueden plantear problemas!- que se concretaron en no permitirle participar en el Comité Directivo, ejecutivo, y limitarle a ser "Patrocinador". Por si había alguna duda de ese temor, los temas que le sugirieron para que los organizara fueron "Los Medios Audiovisuales y Orientación", e "Informática y Orientación", temas impropios para que un Colegio Profesional los desarrolle; es decir, temas en los que ningún planteamiento crítico o reivindicativo, en principio, es posible.

En una palabra, el Colegio de Psicólogos creo que no tuvo ninguna capacidad decisoria en el diseño y desarrollo del Seminario. Aportó una cantidad de dinero y su nombre al Seminario, planteado evidentemente desde supuestos bastante alejados de los que defiende el Colegio. Por cierto, que uno de los temas menos conocido de los Congresos, Seminarios, Simposiums, etc., cantidad de dinero y su nombre al Seminario, planteado evidentemente desde supuestos bastante alejados de los que defiende el Colegio. Por cierto, uno de los temas menos conocido de los Congresos, Seminarios, Simposiums, etc., es el de su financiación. ¿No sería interesante reivindicar luz y taquígrafos para este tema? ¿Se gana o se pierde dinero? ¿Las cuotas son altas o bajas? ¿Quién paga manda? ¿La participación en la toma de decisiones es proporcional a la aportación financiera?.

El conocimiento de estos datos permitiría conocer la trama oculta de ciertos sucesos, porque ya sabemos que además de los objetivos científicos y profesionales de estas reuniones, siempre hay planteamientos de poder, en nombre de proyectos políticos, personales, de camarillas académicas, de tendencias o escuelas, etc.

Dado el carácter institucional-oficial del Seminario y que el Comité Organizador lo forman "jefes" de Unidades, se tiene resuelto a priori quiénes van a presentar comunicaciones, y un número mínimo de asistentes. Además las diversas Unidades rivalizan para ser cuál presenta más comunicaciones. Así los Jefes se las ven y se las desean para conseguir que sus subordinados presenten comunicaciones. Más de algún comunicante de la línea oficial inició su intervención diciendo: "Se me indicó que preparase...".

El Seminario adquiere entonces un carácter de escaparate publicitario, al servicio de la promoción política de tal o cual "jefe". Y no digamos si es Iberoamericano, donde se entra en la política de asuntos exteriores y la posible promoción y exportación de mediocres programas.

De lo que no cabe duda es que esta modalidad de producción o encargo de comunicaciones condiciona fuertemente tanto la elección de temas, como el enfoque que se adopta.

El afirmar que de hecho eso equivale a alguna forma de censura, encubierta o explícita, es algo evidente. No se tocarán los temas que no interesen y no se utilizarán enfoques críticos o incómodos para el "establishment". No se puede admitir que se ponga en cuestión lo institucional desde dentro.

Como es sabido una misma realidad puede ser observada y analizada desde múltiples enfoques y para finalidades distintas. En este campo, y debido al carácter "oficial", se eligió como estilo la descripción de experiencias, y el no efectuar ninguna reflexión crítica y globalizadora del estado actual de la orientación escolar y profesional a nivel institucional.

A título de ejemplo voy a señalar algunos temas importantes que no se tocaron:

1º.- ¿Cuándo van a perder su carácter experimental los SPOEV?

Con carácter experimental. Cada SPOEV está integrado por tres funcionarios de EGB., que además son pedagogos o psicólogos, en régimen de Comisión de Servicios, bajo la dependencia de la Inspección. Frente a la realidad de la insuficiencia de esos tres "orientadores oficiales" por provincias, en muchas Escuelas estatales las APA o el claustro, contratan los servicios de psicólogos, en condiciones precarias. Y todo ello, cuando el MEC reconoce el altísimo porcentaje de fracaso escolar y el mal planteamiento del sistema escolar, debido a la inexistencia de una política potente de información y orientación profesional, que privilegia el BUP. frente a la FP., las carreras superiores sobre las medias.

No se realizó ninguna evaluación o balance de los SPOEV., ni se presentaron sus posibles líneas de progresión.

2º.- ¿Cuándo van a dar sentido a su nombre los Institutos de Orientación Educativa y Profesional?.

Una vez que dejen de efectuar su principal cometido actual (el examen de conductores) ¿a qué se van a dedicar? ¿Quién es el responsable del abandono en que se encuentran?. Los funcionarios cobran poco y su situación estatutaria es confusa, lo que redunda en una dedicación escasa. Y por el otro lado, sabemos de muchos Institutos que proponen la contratación de psicólogos, propuestas sistemáticamente rechazadas por la Inspección, "porque la legislación no contempla esa figura en la plantilla de los Institutos". Y no digamos de los Centros de F.P., en la que los abandonos y problemas de todo tipo requeriría de la presencia de un psicólogo orientador a tiempo completo. El Decreto de reconversión nadie sabe quién lo informa. Se están dando contrataciones nepóticas.

3º.- ¿Cuándo va a haber una política coherente de información y orientación profesional a lo largo de todo el sistema educativo?

Cuando pensamos en que a pesar de la escasez de recursos humanos, son muchas las instituciones que han establecido o están estableciendo servicios de orientación, por ejemplo, a nivel de Administración Central: los SPOEV., Instituto de Orientación, Equipos Multiprofesionales del Instituto Nacional de Educación Especial, equipos del INSERSO., red de Centros de Orientación Profesional del INEM., COIE. red de Centros del Instituto de la Juventud, servicios del instituto Nacional de Asistencia Social; más los que la Administración autonómica y local están poniendo en marcha. Parece que lo importante es trazarse un plan general que a partir de un diagnóstico de necesidades, establezca prioridades, coordine, evite solapamientos, maximice la efectividad de los recursos, etc. Por poner un ejemplo, y aunque lo que ocurre en otros países nunca es aplicable a otra realidad sin más, en Francia hay, a nivel del Ministerio de Educación y Ciencia, 4 organismos o estructuras en el campo de la orientación: el ONISEP, que elabora la documentación que utilizarán posteriormente los orientadores; el CEREQ, especializado en análisis ocupacional evolución del mercado de trabajo, problemas de inserción laboral al finalizar los estudios, etc.; el INETOP, que es el Centro de formación de los orientadores así como un centro de investigación, que publica la revista "L'orientation scolaire et professionnelle"; y los Centros de Información y Orientación que en número de 561, están distribuidos a lo largo del país, en los que trabajan más de 3.000 consejeros de orientación y 500 directores de C.I.O. Es probable que la situación francesa tampoco sea perfecta y presente problemas, pero desde luego qué diferencia con nuestra realidad.

Ojeando el libro de actas del 1er. Seminario Iberoamericano, celebrado en 1967, parecería que en estos 15 años era muy poco lo que se había avanzado. Incluso algunos avances legislativos y legales, que casi nunca se llegaron a llevar a la práctica, quedan como tiempos mejores, cuando en el Estatuto de Centros no se consiguió siquiera mencionar la palabra "gabinete psicopedagógico", a pesar de las enmiendas presentadas por socialistas y comunistas, y de que el portavoz del grupo parlamentario centrista indicó que ellos estaban de acuerdo, pero el MEC les había sugerido que no se hiciera constar el tema de los gabinetes psicopedagógicos, porque si se ponía en la ley, luego se levantarían voces reclamando su instalación.

Esa si que hubiera sido una buena Ponencia: estado en que se encontraba la Psicología escolar y la orientación en España, en aspectos normativos, de recursos humanos, de métodos, técnicas, instrumentos y orientaciones en 1967 (propuestas que se plantearon en el primer Seminario) y por otra parte, evolución sufrida en los mismos apartados, estado actual y análisis de por qué las cosas están como están. Todo ello enmarcado dentro de la evolución sufrida por el país en estos años, y de los cambios producidos en la teoría y práctica de la Psicología escolar y de la orientación en otros países. Los cambios políticos y económicos sufridos por España e Iberoamérica en estos años no tuvieron ninguna entidad.

Pero claro una ponencia de este tipo nunca se podría realizar en un Seminario "oficial", con sus rituales, buenas palabras, deseos de quedar bien, de tener todo controlado, de que los ministros y otras autoridades, responsables de la situación deplorable en que se encuentra hoy este sector, puedan lanzar promesas y que todo a pesar de la crítica planteada en este reseña, el Seminario tuvo cosas interesantes. Por ejemplo, la ponencia de Rafael Morales Arce sobre "Orientación Educativa - Orientación y Empleo en crisis económica", fue muy interesante, bien planteada, rigurosa. También fue estimulante tener la oportunidad de escuchar a dos grandes maestros de la Psicología española, criticándose mutuamente, de manera muy fina y respetuosa, en sus orientaciones, el primero negando valor a la psicometría, el segundo afirmándolo, y todo ello dicho con gran elegancia.

Por otra parte, el Seminario ofreció la oportunidad de reunirse a los funcionarios de los distintos Servicios que están dispersos por la geografía. Así los orientadores de los SPOEV, los psicólogos del INSERSO., los orientadores del INEM., tuvieron la oportunidad de debatir y discutir entre sí, lo que no suele ser fácil en el interior de sus organismos respectivos.

La documentación que se entregó fue muy escasa, principalmente dos folletos, uno sobre el Sistema Educativo en España, el otro sobre la Orientación Escolar y profesional en España. No se entregó ni un resumen de las ponencias, ni esquemas de las Comunicaciones.

Las conclusiones que se adjuntan creo que vienen a refrendar la línea argumental de este escrito. Por una parte se elaboraron y pusieron en común democráticamente. Por otra ni siquiera se pudo entregar en la sesión de clausura. Por ello su valor es muy relativo. En cualquier caso, es una muestra más del "oficialismo".

En fin, para terminar, podríamos utilizar frases acuñadas por otros, pero que son muy expresivas: "No es esto, no es esto", y si en el Editorial del nº 3 de Papeles se hablaba de "Congresos de hoy de mañana", creo que en el caso del que hablamos habría que referirse en pura lógica a Congresos de ayer.