PAPELES DEL PSICÓLOGO Vol. 38-3 Septiembre-Diciembre 2017

R e v i s i ó n d e l i b r o Papeles del Psicólogo / Psychologist Papers, 2017. Vol. 38(3), pp. 236-239 http://www.papelesdelpsicologo.es http://www.psychologistpapers.com 232 QUÉ FÁCIL GANARLO, QUÉ DIFÍCIL PERDERLO. DAR SENTIDO A LA VIDA CUANDO EL SOBREPESO Y LA OBESIDAD NOS LA COMPLICAN López, E. y Costa, M. Madrid: Pirámide, 2016 José Javier Moreno Arnedillo Madrid Salud. Ayuntamiento de Madrid Siempre es para mí un placer presentar en esta revista un libro de Mi- guel Costa y Ernesto López. Más aún en este caso, por haber formado parte del equipo del Centro de Promoción de Hábitos Saludables del Ayuntamiento de Madrid en los años en que se puso en marcha el Pro- grama de alimentación saludable y actividad física, siendo Miguel Costa responsable del centro. Este programa no es para mí, por tanto, solo algo de lo que trata un libro, sino una actividad a cuyo nacimien- to y desarrollo asistí día a día. El libro incluye, ciertamente, un conjunto de procedimientos para pro- mover el cambio de hábitos relacionados con la alimentación y la activi- dad física, y por lo tanto con el sobrepeso. Pero es mucho más que eso. La parte del libro dedicada específicamente a pautas y procedimien- tos detallados, esa a la que, tal vez, un lector apresurado iría de inme- diato buscando (equivocadamente) lo “práctico”, ocupa los capítulos 4, 5 y 6. Allí encontramos información actualizada y sumamente reco- mendable sobre nutrición (capítulo 4) y sobre actividad física (capítulo 5) y especialmente, orientaciones específicas sobre cómo promover cambios en ambos ámbitos del comportamiento. Las estrategias de re- diseño ambiental, orientadas a “hacer más fáciles” los cambios de há- bitos, adquieren en este libro tanta importancia que cuentan con un capítulo específico, el 6. Sin embargo, y como señalaba anteriormente, este libro es mucho más que un conjunto de pautas para perder peso, por muy eficaces y atinadas que estas sean. Si así fuera, no sería muy diferente de tantas otras publicaciones. Los capítulos 2 y 3 plantean el fundamento con- ceptual y estratégico de los apartados a los que ya me he referido. Son, a mi juicio, la parte más “jugosa” del libro, porque consiste en un planteamiento de la cuestión completamente diferente del tradicional, y a ellos voy a dedicar sobre todo el escaso espacio de que dispongo. La propuesta estratégica de los autores se fundamenta en una teoría del comportamiento, el “modelo A-B-C”, cuya exposición ocupa siem- pre un lugar destacado en todas sus publicaciones porque es lo que otorga sentido y fundamento a los aspectos aplicados. A esta cuestión se dedica el capítulo 2. En síntesis, se subraya que los comportamien- tos que están en el origen del sobrepeso no pueden entenderse de for- ma aislada, sino que forman parte de constelaciones de conductas unidas por implicaciones mutuas, de estilos de vida que son complejos y únicos y que están firmemente arraigados en los contextos y circuns- tancias de la vida. Es una perspectiva radicalmente contextual. Así, se nos muestra el poder de las desigualdades socioeconómicas sobre la “epidemia” de obesidad, o el papel determinante de los ambientes obesogénicos en el que a menudo habitan los niños: entornos poco amigables para jugar en la calle, déficits de equipamientos deportivos o de ocio, accesibilidad de alimentos y bebidas hipercalóricos, uso del ordenador o de teléfono móvil, hábitos de ocio sedentario, prácticas familiares de riesgo, modelado familiar... Se señala asimismo el papel de la dimensión perceptiva, de determinadas reglas verbales (como el planteamiento dicotómico) o del carácter operante, funcional, adaptati- vo, que en las transacciones con los contextos pueden adquirir determi- nados hábitos de alimentación poco saludable o de restricción de la actividad física. Pero el núcleo del libro es, a mi juicio, el capítulo 3 ( Cambiar la ma- nera de vivir y dar sentido a la vida ) donde se sintetizan las líneas es- tratégicas que proponen los autores, derivadas de los principios explicativos expuestos en el capítulo anterior, y de las cuales se dedu- cen las pautas que se proponen en los capítulos posteriores. Se ofrece en él una veintena de principios estratégicos para “reorientar la vida”, de los que me gustaría destacar algunos: 4 Adoptar un enfoque integral, que incluya cambios en los contextos y en los estilos de vida más allá de la focalización en las recomenda- ciones dietéticas y en los recuentos de calorías. El objetivo que se propone es un objetivo positivo , que no se reduce meramente a la pérdida de peso, y mucho menos a la pérdida rápida de peso. Acostumbramos a pensar que se trata de un problema cuya solución tiene que ver con recuentos de calorías, con dietas inflexibles y con planes de ejercicio físico severo. Este libro incluye también orienta- ciones dietéticas y de actividad física, pero, a mi juicio, no es ese su elemento fundamental. El libro va más allá y pretende, como dice el título, dar sentido a la vida cuando el sobrepeso la complica; lo cual implica una parte de aceptación (que no de resignación), pero tam- bién una parte de invitación al cambio. Se invita a contemplar el proceso del cambio y de la pérdida de peso no como una lucha, un sacrificio y una renuncia, sino como una oportunidad para enrique- cer y llenar de sentido la vida , incluso aunque el objetivo de la pér- dida de peso se demore o incluso no se alcance. Se trata, pues, de un enfoque integral , que tiene que ver con el estilo de vida y con una reorientación del proyecto vital en su conjunto. 4 Adoptar un enfoque de decisiones flexibles, contrario a las prohibicio- nes absolutas. Esta es una aportación de particular interés porque plantea un cuestionamiento y un cambio respecto del enfoque tradicio- nal, restrictivo, rígido y basado en prohibiciones dietéticas, que tanto asusta a quienes se enfrentan a este problema, y que está en la base del interminable ciclo de dieta restrictiva y rígida – sufrimiento – sal- tarse la dieta – vuelta a los viejos hábitos – recuperación del peso – nueva dieta, también llamado “efecto yoyó”. Frente a este enfoque, en el libro los autores plantean lo que llaman “enfoque amplio, tranquilo y flexible”, centrado en el concepto de decisiones en verde y decisio- nes en rojo: en lugar de ofrecer un listado de alimentos prohibidos, que en ningún caso deben probarse, y de obligaciones de actividad física de elevada exigencia, es el propio usuario quien, en cada mo- mento de su día a día, va tomando decisiones sobre si comer o no un determinado alimento, y en qué cantidad, o sobre si salir a dar un pa- seo o quedarse en el sofá viendo un programa interesante de televi- sión. El objetivo, por supuesto, es que la frecuencia de decisiones “en verde” sea superior a la de decisiones “en rojo”, pero sin prohibicio- nes absolutas, porque estas están en el origen del fracaso de las dietas restrictivas. Cuando se trabaja a largo plazo, existe evidencia de me- jores resultados de este enfoque flexible. 4 Aprender que son las decisiones personales las que, en cada mo- mento, determinan que uno coma un trozo de pastel o se quede en el sofá viendo la televisión . El individuo experimenta determinados pensamientos, emociones o deseos, incluso muy intensos, pero no son ellos quienes gobiernan el comportamiento. De este modo, el objetivo de la intervención no se centra en luchar contra las ganas de comer un apetitoso pastel o contra la tentación de un cómodo so- fá, deseos y tentaciones que, inevitablemente, van a seguir existien- do, sino en tomar decisiones personales, contando con esos deseos y tentaciones, en orden a conseguir un objetivo que es valioso. Todo lo cual no excluye, obviamente, la adopción de medidas necesarias (control estimular y otras) para hacer más fáciles y probables las elecciones saludables. 4 Adoptar un enfoque lento, tranquilo, a largo plazo , contrario a la pretensión frecuente y alimentada por tantos vendedores de dietas milagro, de perder la mayor cantidad posible de kilos en el menor plazo posible de tiempo, y que está en el origen de tantos riesgos nutricionales y de la rápida recuperación del peso perdido al cabo de cierto tiempo. No se trata solo de perder kilos, sino de adoptar un estilo de vida activo y que incluya alimentación saludable, lo cual, a medio y largo plazo, implicará una pérdida de peso, pérdi- da que probablemente se mantendrá en el tiempo.

RkJQdWJsaXNoZXIy NDY3NTY=