INFORMACIÓN

Papeles del Psicólogo es una revista científico-profesional, cuyo objetivo es publicar revisiones, meta-análisis, soluciones, descubrimientos, guías, experiencias y métodos de utilidad para abordar problemas y cuestiones que surgen en la práctica profesional de cualquier área de la Psicología. Se ofrece también como foro para contrastar opiniones y fomentar el debate sobre enfoques o cuestiones que suscitan controversia.

PAPELES DEL PSICÓLOGO
  • Director: Serafín Lemos Giráldez
  • Difusión: (Noviembre 2013)
         Media de difusión: 57.900 ejemplares
  • Periodicidad: Enero-Abril | Mayo-Agosto | Septiembre-Diciembre
  • ISSN: 0214 - 7823
  • ISSN Electrónico: 1886-1415
CONTACTO
  • Dirección: c/ Conde de Peñalver 45, 5º
    28006 Madrid
  • Teléfono: 91 444 90 20
  • Fax: 91 309 56 15
  • Email: papeles@cop.es

Papeles del Psicólogo, 1983. Vol. (12).




LOS EQUIPOS PSICOPEDAGÓGICOS EN CATALUÑA

EULALIA BASSEDAS I BALLUS y TERESA HUGRET I COMELLES

Los autores son miembros del Servei municipal d'Assessorament Psicopedagogie (SEMAP) de Sant Boi y Sant Just, respectivamente.

Origen e historia de la atención psicopedagógica en las escuelas. Panorámica general sobre los diversos equipos e instituciones psicopedagógicas.

La escuela pública en Cataluña ha estado durante mucho tiempo alejada de la mayoría de intentos de renovación escolar y ha constituido un núcleo cerrado al que no llegaban iniciativas de innovación que tenían lugar en otras instituciones educativas. En ella, los maestros a menudo se encontraban con una serie de dificultades para poder atender a la gran cantidad de problemas de todo tipo que se presentaban. Estas dificultades, por diversas causas, eran más acuciantes, sobre todo en zonas industriales del cinturón de Barcelona. Entre ellas destaca el gran incremento de población de los municipios ubicados en esa zona en sólo diez años, a causa "de la inmigración. Este fenómeno agravó los problemas debido a la gran escasez de infraestructura de todo tipo para atender a la población escolar, por otra parte enormemente necesitada habida cuenta de los bajos niveles socio-económicos y culturales.

Ante esta situación y gracias a los fuertes movimientos reivindicativos ciudadanos (APA, AAVV,...), la presión de maestros y profesionales de los Ayuntamientos -entre otros- en 1973 dos poblaciones de la comarca del Baix Llobregat (Cornellá y Esplugues del Llobregat) inician la experiencia de la formación de un Servicio Psicopedagógico Municipal. Ya en su inicio, estos servicios se ven en la necesidad de plantear su labor desde una perspectiva al mismo tiempos social y psicopedagógica. A partir de esta primera experiencia, y gracias a la sensibilización de los Ayuntamientos en los temas educativos y sociales, a finales de la década de los setenta son muchos los consistorios que incluyen la creación de un Servicio Psicopedagógico en su programa de actuación. Así, las iniciativas llegan a alcanzar una extensión considerable, sobre todo en las zonas industriales próximas a Barcelona y a otras grandes poblaciones. Durante los años 1979-80-81. son muchos los Ayuntamientos que deciden poner en funcionamiento este tipo de servicios de ámbito local, asumiendo competencias que no les son atribuidas por ley. La necesidad de poner en común las experiencias e intentar unificar los criterios de actuación, lleva a los servicios a constituirse en colectivo de Equipos Socio-Psicopedagógicos Municipales" a mediados de 1980. (1)

Paralelamente, y como consecuencia de la puesta en marcha del Plan Nacional de Educación Especial, en 1980 diversas instituciones y entidades catalanas se dirigen al INEE solicitando su reconversión como Equipos Multiprofesionales. Durante la misma época se realizan los traspasos en materia de enseñanza a la Generalitat de Cataluña, que participa en la constitución de los cinco primeros equipos. A partir de esta fecha se han puesto en funcionamiento varios equipos más; éstos han sufrido una serie de reestructuraciones que comentaremos más adelante, la que les ha llevado a modificar su denominación. Actualmente se llaman Equipos de Asesoramiento y Orientación Psicopedagógica (EAP)(2).

Aunque situados a distintos niveles de incidencia existen también otros servicios de apoyo a las escuelas. Por un lado nos referimos a los equipos que han realizado una valiosa labor en el proceso de integración de niños con déficits sensoriales (ciegos y sordos) en la escuela ordinaria. Estas equipos han llevado a cabo una orientación a los maestros y a la escuela en general, pero centrada únicamente en las dificultades específicas y en el modo de integración de algunos niños en particular.

Algunos de estos equipos dependen de instituciones públicas, si bien la mayoría son de iniciativa privada y han realizado su trabajo tanto en la escuela pública como en la privada. Finalmente, cabe señalar la existencia de los Servicios de Orientación Escolar y Vocacional (SOEV) -creados por O.M. de 30 de abril de 1977-, que debido a su falta de recursos humanos ha incidido muy poco en las escuelas públicas de Cataluña. A partir de mayor de 1983 los SOEV y un equipo de ayuda para la integración escolar (Gabinete de Integración Escolar de invidentes - GIEI) están integrados en los EAP.

2. Características diferenciales y objetivos de los distintos equipos psicopedagógicos.

Actualmente los equipos psicopedagógicos que más incidencia tienen a nivel de las escuelas públicas de Cataluña son los equipos Socio-Pedagógicos Municipales y los Equipos de Asesoramiento y Orientación Psicopedagógica de la Generalitat.

Si bien se observa un progresivo acercamiento en la concepción y manera de abordar el trabajo psicopedagógico en la institución escolar, se constatan diferencias claras entre los EAP y los Servicios Psicopedagógicos Municipales, diferencias cuyo origen reside en las iniciativas y planteamientos que los han generado.

Los Equipos Socio-Psicopedagógicos Municipales surgen, como ya hemos explicado, en momentos y realidades sociopoliticas distintas entre sí; por esta razón no responden a un planteamiento único y común, sino que cada uno tiene unas características propias en función de la realidad concreta que lo ha originado y también en función de la formación y composición del equipo. A pesar de estas diferencias hay unos postulados comunes que se discuten y revisan en las sesiones del Colectivo que los agrupa.

La mayoría de estos equipos dependen de la Concejalía de Enseñanza de los Ayuntamientos, si bien algunos están aún ubicados en las áreas de Servicios Sociales o de Sanidad.

La comisión de los equipos es en general pluridisciplinar y habitualmente los forman psicólogos clínicos, psicólogos escolares, pedagogos y trabajadores sociales. Algún equipo (Esplugues, L'Hospitalet) cuenta además con asistencia médica. El número total de profesionales depende de la política municipal y oscila entre dos y diez. Señalemos aún que algunos equipos (Sant Boi de Llobregat y Sant Just Desvern), en función de convenios especiales entre el Ayuntamiento y la Universidad, acogen también licenciados en prácticas mediante la adjudicación de becas anuales y reciben colaboración permanente de profesores de Psicología de la Educación de la Universidad de Barcelona.

Los equipos municipales son servicios públicos y corno tales atienden exclusiva o prioritariamente a las escuelas públicas y a las necesidades de toda la población implicada en la tarea educativa. Su labor es en cierto modo compensatorio de las desigualdades culturales y sociales y, por lo tanto, dirigen prioritariamente sus esfuerzos hacia los grupos con más carencia, intentando paralelamente modificar las causas institucionales que las perpetúan o aumentan. Ponen énfasis en el trabajo preventivo, tanto a nivel educativo como a nivel social, intentando evitar al máximo la aparición de trastornos o retrasos en el desarrollo de los niños y detectando precozmente los problemas para intentar solucionarlos lo antes posible. Colaboran con la institución escolar y con la comunidad para mejorar la calidad de la enseñanza, desarrollando tareas de investigación, programación, planificación educativa y formación de padres y maestros. A pesar de priorizar los aspectos preventivos e institucionales, también atienden a los niños que presentan problemáticas específicas realizando un trabajo asistencial.

Los Equipos Psicopedagógicos Municipales circunscriben su actuación al ámbito municipal y reivindican la municipalización corno un enfoque de trabajo que permite un contacto directo con la población y una coordinación permanente con las instancias políticas y con los recursos municipales al servicio de la comunidad.

Los Equipos de Asesoramiento y Orientación Psicopedagógica de la Generalitat (EAP), que en su origen dependían del Servicio de Educación Especial del Departamento de Enseñanza de la Generalitat, en fecha 20 de mayo de 1983 pasan a depender de la Dirección General de Enseñanza Primaria. Este cambio comporta una modificación sustancial en los objetivos y las líneas de actuación. En un principio los E.A estaban destinados a atender básicamente las necesidades que comporta la educación especial ya sea en los centros ordinarios de E.G.B., a través de las aulas de educación especial, ya sea en centros de educación especial. A partir de mayor de 1983 y con el cambio de dependencia, adoptan un enfoque preventivo, dirigiendo su atención no sólo a la población escolar que recibe o debería recibir algún tipo de educación especial, sino a toda la institución, colaborando con los profesores para mejorar la calidad de la enseñanza.

Estos equipos son también pluridisciplinares, compuestos por psicólogos clínicos y escolares, pedagogos, trabajadores sociales y médico.

El ámbito territorial de actuación de estos equipos es el de un sector de población de unos 250.000 habitantes, según los casos abarcan parte de un municipio o distintos municipios.

Las funciones que los EAP desarrollan en este ámbito según la orden antes citada, se concretan en:

- Prevención educativa en el medio escolar, familiar y social.

- Detección precoz de problemas o retrasos en el desarrollo psicopedagógico del niño.

- Valoración multidisciplinar de las necesidades educativas de los niños con trastornos, teniendo en cuenta las variables escolares, familiares y sociales.

- Elaboración y seguimiento de programas de desarrollo individual para estos niños.

- Orientación escolar, personal y vocacional de los alumnos.

- Asesoramiento y ayuda técnica a los profesores de E.G.B. y de E.E.

- Contribución corno técnicos en la realización del diseño de necesidades concretas del sector donde se ubica.

El documento prevé que la concreción de estas funciones se realizará a través de un plan de trabajo anual en el que cada equipo priorice las tareas que llevará a cabo según las necesidades de la zona en la que se ubique. Este plan debe ser aprobado por una Comisión central creada con el fin de coordinar y controlar la actuación de los distintos equipos.

Actualmente coexisten en Cataluña estos dos tipos de iniciativas, cuyos objetivos se concretan en una tarea de prevención a nivel educativo y social. Ante este estado de cosas parece necesario señalar la conveniencia de un proyecto de planificación global que coordine los objetivos y actuaciones de los distintos equipos con el fin de evitar posibles vacíos o solapamientos a nivel de intervención. Previendo estos problemas, la Generalitat en una orden de 23 de enero de 1983, disponía una serie de requisitos para que los equipos municipales o dependientes de otras entidades públicas o privadas pudiesen ser homologados y convertidos en equipos de la Generalitat. Al no ofrecer contrapartidas económicas han sido muy pocos los municipios que han solicitado dicha homologación. Por el momento, no se ha iniciado aún un proceso de coordinación o cooperación a nivel global, aunque se ha establecido una coordinación puntual entre los EAP y los Equipos Municipales que trabajan en una misma zona geográfica.

3. Análisis de los diferentes modelos de intervención.

Al analizar los distintos enfoques y maneras de entender el trabajo de un equipo psicopedagógico, podernos separar a grandes rasgos dos modelos básicos de intervención. Estos modelos, en la práctica, no se dan casi nunca "puros", sino que en realidad toman aspectos de ambos, haciendo en todo caso mayor énfasis en uno de ellos.

Hecha esta salvedad, podernos diferenciar básicamente un modelo asistencial y un modelo preventivo.

En el modelo asistencias o clínico se prioriza la vertiente psicológica del trabajo psicopedagógico. La intervención de los profesionales del equipo se realiza directamente sobre los niños, diagnosticando y orientando los casos con problemas de aprendizaje o de comportamiento. Se realizan pues actuaciones correctivas para intentar superar los handicaps de estos niños; en algunos casos se realizan reeducaciones o terapias, pero no se tienen en cuenta los factores institucionales que causan o inciden en ese fracaso escolar.

El modelo preventivo también llamado modelo institucional es prioritario para la mayoría de los equipos. Se concede mayor peso específico a la vertiente educativa, con la convicción de que el objetivo principal del trabajo es mejorar la calidad de la enseñanza y prevenir el fracaso escolar. La intervención en este caso no se dirige al niño de una forma directa, sino indirectamente, a través del trabajo conjunto con profesores y con padres, colaboración indispensable si se pretende realmente incidir a este nivel. Así pues el papel del psicólogo en la institución es el de impulsar la renovación pedagógica colaborando en la metodología del aprendizaje, en las programaciones, en las coordinaciones de ciclos y en la formación de padres y maestros.

En las III Jornadas sobre el trabajo socio-psicopedagógico en los municipios celebradas en Barcelona en junio de 1983, se abrió un proceso de reflexión y se subrayó la necesidad de un trabajo preventivo no solamente a nivel institucional sino también a nivel comunitario. Este nuevo modelo comunitario hacia el que tienden algunos de los equipos no está aún suficientemente desarrollado y su puesta en práctica, en todo caso, no relega el modo institucional. Con la adopción de este modelo se pretende dar prioridad a la vertiente social del hecho educativo, dirigiendo la intervención hacia la comunidad y el entorno escolar y potenciando una relación dinámica entre la escuela y su entorno. Se subraya la necesidad de intervenir y participar en la planificación educativa global del Ayuntamiento y en general en todos aquellos aspectos de la política educativa que puedan tener influencia en la comunidad.

4. Tendencias actuales y perspectivas de futuro.

La intervención del equipo psicopedagógico en las escuelas puede entenderse desde diversas expectativas. Según la importancia que se dé a un factor y otro de los que inciden en la problemática escolar y la composición e historial del equipo, la orientación del trabajo se verá diferenciada.

En la actualidad, en los equipos psicopedagógicos catalanes la tendencia mayoritaria es la de enfocar el trabajo en un marco preventivo. Como ya hemos visto esto significa, a grandes rasgos, abordar lo! problemas de la escuela de manera amplia y buscar las soluciones teniendo en cuenta todos los factores que inciden en la comunidad en la que nos situamos. Las conclusiones de las III Jornadas así lo expresan. En ellas se puso se manifiesto la necesidad de trabajar en la escuela teniendo siempre muy en cuenta la comunidad en la que está inserta: necesidad de que los maestros conozcan y adecuen los objetivos a la realidad social; de encontrar los modos de intervención de los padres y vecinos en la escuela; de que el municipio tenga atribuciones para influir en la organización y funcionamiento de la escuela; de coordinación con todos los estamentos que ofrecen servicios al alumno; de dar un enfoque pluridisciplinar a la problemática escolar; de plantearse la integración escolar de todos los niños...

Aun siendo particularmente útil disponer de un marco general que englobe una perspectiva pluridisciplinar, es absolutamente necesario delimitar los objetivos y métodos de trabajo de los equipos. Ante la gran demanda de intervenciones que hace la comunidad, es imprescindible, en nuestra opinión, que los servicios psicopedagógicos realicen un esfuerzo de reflexión para definirlos límites de sus actuaciones. Muchos de ellos, han centrado su trabajo en la institución escolar y han buscado líneas de actuación y de coordinación con otros servicios o personas que están trabajando en el mismo municipio. De este modo se lleva a cabo un trabajo institucional, sin olvidar un marco de referencia de modelo comunitario.

A nuestro modo de ver, esto imprime un carácter determinado al tipo de tareas que llevan a cabo los profesionales de los servicios socio-psicopedagógicos (psicólogos, pedagogos y trabajadores sociales) en las escuelas. Nuestra práctica nos ha mostrado que el servicio, que debe asumir también las demandas de casos individuales (algunos que presentan retrasos en su aprendizaje) pueda acogerlas dando unas vías de solución más allá de las estrictamente correctivas. Esto es, analizando las dificultades en un marco más amplio, y buscando soluciones que involucren al mismo tiempo a padres y maestros. De este modo, trabajando preferentemente con ellos, se aborda la problemática con un carácter más preventivo.

La tendencia mayoritaria enfoca el trabajo en un marco preventivo.

Igualmente es muy necesario actuar de modo que pueda llegarse a conocer al máximo las causas de la aparición de los trastornos y dificultades en los alumnos. Esto implica incidir de lleno en la metodología educativa, en los objetivos de la enseñanza, es decir, en el modo de llevar a cabo el proceso de enseñanza-aprendizaje. Para alcanzar estos objetivos es imprescindible que los profesionales del servicio trabajen de manera absolutamente coordinada con los maestros de la escuela. Esto permitirá plantearse la metodología didáctica experimentar nuevas maneras de enseñar con el fin de llevar a cabo la renovación de la escuela. Estos objetivos implican llevar a cabo una tarea de investigación y búsqueda de nuevos instrumentos de intervención psicopedagógica. La psicología, particularmente. no debe emplear única y exclusivamente los instrumentos de la psicología clínica; es necesario que encuentre sus propios instrumentos de trabajo que le sean útiles desde la perspectiva institucional y comunitaria que ha adoptado. Esta búsqueda puede y debe llevarse a cabo en el interior de los servicios, contando con la experiencia diaria del trabajo en la escuela y recogiendo los diversos enfoques del trabajo socio-psicopedagógico.

Debemos ser al mismo tiempo conscientes de que la escuela no puede dar solución a toda la problemática que en ella se encuentra. Por ello se hace necesaria, como hemos señalado más arriba, una estrecha coordinación entre el servicio psicopedagógico y otros servicios de la comunidad: centros de psicología clínica, servicios sanitarios y sociales, entre otros. Al mismo tiempo cabe señalar que el servicio debe intentar que el municipio pueda ofrecer a la comunidad los recursos necesarios, así como insistir ante las instancias pertinentes de la administración pública con el fin de que ésta disponga los medios necesarios por aula, estabilidad del claustro de profesores, garantizar el trabajo de equipo en la escuela, obligatoriedad de la enseñanza de los cuatro a los dieciséis años, etc.).

Una vez analizado el panorama actual del trabajo socio-psicopedagógico en las escuelas, sólo nos resta señalar que, como queda recogido en las jornadas anteriormente mencionadas, es imprescindible abordar en un futuro no lejano la formación permanente de los integrantes de los servicios a partir de la reflexión de los instrumentos de trabajo cumunitario y de intervención psicopedagógica. Estamos convencidos que únicamente esta reflexión permitirá progresivamente definir, clarificar y unificar el trabajo socio-psicopedagógico en los municipios.

Barcelona, 11 de noviembre de 1983.

(1) .- El colectivo agrupa actualmente los Servicios Psicopedagógicos Municipales de las siguientes poblaciones: Argentona, Badalona, Balsareny, Castellbisbal, Castelldefels, Mancomunitar de Ciudad Badia, Cornellá del Llobregat, Espluges del Llobregat, Igualada, Mongat, Molins de Rei, Olesa de Montserrat, Ripoll (Girona), Ripollet, Rubí, Sant Boi de Llobregat, Sant Vivenc dels Horts, Sitges, Vallirana, Valls (Tarragona), Vilaseca i Salou (Tarragona), Vilassar de Mar.

(2) .- En la actualidad funcionan los siguientes: Girona I, Lleida I, Tarragona I, Badalona, Barcelona districte IX, Cornellá-Esplugues Sant Joan Despi, Barcelona Zona Franca, Maresme,Osana, Sabadell, Santa Coloma, Terrassa, Barcelona Coordinació municipal d´Educació Especial, Martorell, Barcelona districte IX nord, Sant Adria-La Mina, Vallés Oriental-Granollers, Manresa, Garraf-Vilanova, Provincia de Barcelona de Cecs, Lleida II, Tarragona II, Girona II, El Prat de Llobregat, Montornés del Valles.

BIBLIOGRAFíA

Col.legi Oficial de Psicolegs de Catalunya. L'Atenció psicológica infantil a Catalunya. Materials, 1983 mayo nº 1.

Coll, C. Los servicios psicopedagógicos municipales. El Paós. 7 junio 1983.

Conclusiones de las "III Jornadas sobre trabajo sociopsicopedagógico en los municipios". Barcelona, 9, 10, 11 junio 1983.

Generalitat de Catalunya. Els equps multiprofesionals a Catalunya. Posta en marsa i situació actual. 23 junio 1981. (Documento de trabajó del Departamento de Enseñanza de la Dirección General de Enseñanza Primaria, Servicio de Educación Especial.

Orden de 20 de mayo de 1983, publicada en el "Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOG)", el 13 de julio, 1983-

Renau, D. y otros. Los equipos sociopsicopedagógicos municipales. Cuadernos de Pedagogía, 1981, 84. 74-77.

Una vez publicada la revista, el texto integro de todos los artículos se encuentra disponible en
www.papelesdelpsicologo.es