INFORMACIÓN

Papeles del Psicólogo es una revista científico-profesional, cuyo objetivo es publicar revisiones, meta-análisis, soluciones, descubrimientos, guías, experiencias y métodos de utilidad para abordar problemas y cuestiones que surgen en la práctica profesional de cualquier área de la Psicología. Se ofrece también como foro para contrastar opiniones y fomentar el debate sobre enfoques o cuestiones que suscitan controversia.

PAPELES DEL PSICÓLOGO
  • Director: Serafín Lemos Giráldez
  • Difusión: (Noviembre 2013)
         Media de difusión: 57.900 ejemplares
  • Periodicidad: Enero-Abril | Mayo-Agosto | Septiembre-Diciembre
  • ISSN: 0214 - 7823
  • ISSN Electrónico: 1886-1415
CONTACTO
  • Dirección: c/ Conde de Peñalver 45, 5º
    28006 Madrid
  • Teléfono: 91 444 90 20
  • Fax: 91 309 56 15
  • Email: papeles@cop.es

Papeles del Psicólogo, 1984. Vol. (16-17).




ESPECIALIDADES EN PSICOLOGÍA, EL SISTEMA P.I.R. Y LA ESPECIALIDAD EN CLÍNICA

Alejandro Torres Carbajo

En estos momentos en los que se está tratando, por fin, de hacer una ley de especialidades y existe una preocupación por la formación del psicólogo, lo cual me parece fundamental, me ha parecido oportuno escribir este artículo con el fin de aportar una experiencia personal desde el campo de la clínica.

Creo que sería una pena perder la oportunidad de que las especialidades en Psicología quedasen mal construidas y en este sentido, los profesionales y el Colegio tienen mucho que aportar a la Universidad para que, en colaboración, se pueda hacer lo mejor posible y que el campo aplicado de la Psicología se signifique. Tengo que, en este sentido, valorar muy positivamente la actitud del profesor Siguán, como mediador entre el Colegio y la Universidad para construir y hacer una propuesta sobre la ley de especialidades, y prueba de ello ha sido la reunión celebrada en Madrid, el mes de junio pasado, que fue propiciada por él y a la que tuve la satisfacción de asistir.

Jornadas de directores de Asistencia Psiquiátrica

La preocupación no es sólo nuestra, de los psicólogos. En marzo pasado se han llevado a cabo, en Vitoria, las III Jornadas de Dirección de Asistencia Psiquiátrica, y del resumen de los debates de los directores de varios Centros entresaco el siguiente párrafo: "...se constata que los nuevos programas asistenciales demandan del psicólogo nuevas y más avanzadas competencias profesionales para las que sus Centros Docentes ni forma, ni entrena... , se hacen las siguientes recomendaciones:

1. Establecer un sistema de formación postgraduada en régimen de residencia para psicólogos en que se capaciten para desempeñar los roles postulados por los programas asistenciales actuales".

Es interesante ver cómo desde otro campo, la Psiquiatría, con la que históricamente no ha habido buenas relaciones se acepta al psicólogo, se le promociona, pero, lógicamente, también se le exige una formación.

En este sentido, creo que el sistema P.I.R. es el más idóneo como formación para la especialidad de Psicología clínica, y todo lo que no sea una formación eminentemente práctica y de residencia, seria, de alguna manera, continuar y alargar la formación de la Universidad, con lo que volveríamos a hacer especialistas alejados de la realidad concreta y aplicada de la Psicología.

Un tema interesante y conflictivo es si el sistema P.I.R. sería válido para todas las otras especialidades de Psicología (escolar, industrial y parece que de la Comunidad). Quizá no, pero dadas las diferencias entre unas y otras, no se tiene porqué hacer una uniformidad en todas ellas. De este modo yo planteo, desde el campo cínico en el que estoy, el sistema P.I.R. Sería importante que los otros profesionales de los distintos campos, en su experiencia, propusieran el modo de llevar a cabo su formación postgraduada.

Creo que el mantener la especialidad dentro de la Universidad sería mantener los problemas que hoy día tiene la Psicología Aplicada. Sería, al fin y al cabo, hacer especialistas (doctores) cualificados para dar clases teóricas en la Universidad y así, seguir manteniendo este círculo vicioso y esta autoalimentación en la que la Facultad produce profesores para hacer profesores, pero no profesionales en Psicología Aplicada.

Una experiencia sobre el P.I.R.

Desde el punto de vista del sistema P.I.R., mi experiencia es la desarrollada en el Hospital Psiquiátrico REBULLON, que a través de la Diputación de Pontevedra está llevando a cabo, desde hace seis años, becas de formación en Psicología Clínica, y que ha servido de comunicación al I Congreso Oficial de Psicólogos.

Sinterizando nuestra experiencia, se trata de una beca de dos años de duración con una remuneración, actualmente, de 50.000 pesetas/mes.

Nuestro objetivo es, que, a lo largo de dos años de duración de la beca, el psicólogo adquiera una formación lo más amplia posible en los distintos aspectos de la salud mental y así realiza actualmente tres rotaciones distintas, divididas proporcionalmente en períodos de ocho meses cada una, o bien acortando una y alargando otra, en función de los intereses de él mismo. De este modo, comienza su estancia en el Hospital de Día, continúa otro período en el equipo de un Sector dentro del Hospital Psiquiátrico y termina la residencia pasando por el Centro de Psiquiatría Infantil. Lógicamente, en todos estos dispositivos está acompañado por un psicólogo, y un proyecto que tenemos es una rotación por Hospital General, ya que disponemos de una Sala de Psiquiatría dentro de un Hospital General, y es proyecto porque allí aún no se dispone de psicólogo en el equipo.

Este psicólogo va pasando de un período inicial de dependencia y observación a una situación de autonomía y seguridad profesional que le va dando paulatinamente el contacto con el medio y la práctica diaria. En cuanto a la formación está integrado en el equipo asistencial del dispositivo en el que está rotando, siempre con un psicólogo del "staff", con el que participa en todas las actividades asistenciales que se realicen. En cuanto a la formación teórica, por proximidad en algunos de los contenidos del programa y las características de nuestro Hospital, el psicólogo se integra con los M.I.R., participando en el Seminario Teórico que una vez por semana se realiza en el Hospital, concretamente y únicamente para los residentes en Psiquiatría y Psicología.

¿Cuales son sus actividades? Las enmarcadas en un plano teórico serían las siguientes:

a) Seminario de Residentes antes citado (ocho horas/mes).

b) Asistencia a todos los seminarios y sesiones clínicas que se desarrollan dentro del programa de formación continuada (cuatro horas/mes).

c) Seminario de Psicología Clínica en el que se concreta y especifica aspectos de la práctica, o bien se desarrollan los temas propiamente psicológicos (cuatro horas/mes).

En cuanto a la práctica profesional que va aprendiendo y desarrollando el psicólogo en formación, la dividiría en dos campos fundamentales de la actividad profesional: Psicodiagnóstico y Técnicas Terapéuticas, y ello enmarcado dentro de una filosofía intrahospitalaria y también extrahospitalaria a nivel de ambulatorio y de trabajo en la comunidad.

Síntesis del programa

La síntesis del programa que hemos desarrollado es el siguiente:

Técnicas de evaluación

Entrevista psicológica

Psicodiagnóstico

- Test de Inteligencia

- Test de Neuropsicología

- Test de Personalidad (Proyectivos y cuestionarios

Psicología Patológica

Técnicas terapéuticas

Conductuales

Psicodinámicas

Higiene Mental y Prevención

Este programa, muy sintetizado, desarrollado a nivel teórico, tiene siempre una conexión con la práctica realiza da, porque el becario por sus diversas rotaciones va participando en terapias familiares, de grupo, realiza informes psicológicos, etc., o bien a nivel ambulatorio practica una desensibilización sistemática o una psicoterapia más de corte psicodinámico, o participa con el equipo en una visita domiciliaria, etc.

Como veis, la formación trata de abarcar diversa campos, de forma que el futuro especialista en psicología clínica, tenga un bagaje amplio, pero también sólido, de las múltiples actividades en el campo de la salud mental, y que de esta manera le permitirá poder trabajar y desempeñar su profesión en diversos campos clínicos.

En estos momentos hay diversas experiencias, en otros hospitales, de psicólogos becados, o bien de "psicólogos en prácticas", pero no sé si con status y en una situación de formación o, por el contrario, como "mano de obra barata", lo cual cambia mucho las cosas.

Yo creo que sería posible articular, aunque fuese provisionalmente y de hecho antes del establecimiento del sistema M.I.R., la especialidad en Medicina se hacía por diversos procedimientos-modos de llevar a cabo la especialidad en Psicología Clínica.

La configuración de la realización de esta especialidad, a groso modo y al menos de momento, podría venir dada por:

- Programa teórico-práctico unificado a concretar por la Universidad y el Colegio Profesional.

- Tiempo de duración y desarrollo: tres años.

- Condición imprescindible que el psicólogo residente se forme junto a un psicólogo que, tanto éste por su currículum, como el Centro, sea acreditado en la docencia por la Universidad.

¿En dónde hacerlo?

- Escuelas Profesionales: Habría necesidad de unificar criterios entre ellas y que se adaptaran al programa unificado. Una condición "sine qua non" sería que estuviesen vinculadas a una práctica profesional.

- Becas con las Corporaciones Locales: Este medio puede ser muy interesante y de hecho ya hay muchos Hospitales de Diputaciones que tienen psicólogos becados, pero el error es que la mayoría de ellos más que psicólogos discentes son profesionales baratos.

La Formación se haría a través de la Comisión de Docencia del Centro que ha recibido previamente la acreditación docente, Comisión de Docencia que enviará cada cierto período de tiempo informes individualizados de las actividades desarrolladas.

Soy consciente de que me quedan en el tintero problemas administrativos, económicos, etc., que hacen dificultosa la implantación del sistema. No obstante, es importante trabajar en este sentido e iniciarlo aunque sea de un modo provisional.

Quiero reseñar el detalle que con alguna frecuencia aparecen anuncios demandando un Psicólogo Clínico (recientemente para el Hospital Municipal de Vigo). Me pregunto: ¿Qué se entiende por Psicólogo Clínico? ¿Qué titulo se ha de presentar? ¿Quién es Psicólogo Clínico en este país?

Es por todo ello que la implantación de la especialidad es importantísima y urgente para que el psicólogo, no sólo pueda especializarse en Clínica, sino que sea un profesional con un bagaje, que le permita ofrecer algo y desempeñarlo en el campo aplicado. Esta será la única manera de dignificar esta profesión, que corre el peligro de severo deterioro y en el que en un tanto por ciento elevado la Universidad está comprometida.

Una vez publicada la revista, el texto integro de todos los artículos se encuentra disponible en
www.papelesdelpsicologo.es