INFORMACIÓN

Papeles del Psicólogo es una revista científico-profesional, cuyo objetivo es publicar revisiones, meta-análisis, soluciones, descubrimientos, guías, experiencias y métodos de utilidad para abordar problemas y cuestiones que surgen en la práctica profesional de cualquier área de la Psicología. Se ofrece también como foro para contrastar opiniones y fomentar el debate sobre enfoques o cuestiones que suscitan controversia.

PAPELES DEL PSICÓLOGO
  • Director: Serafín Lemos Giráldez
  • Difusión: (Noviembre 2013)
         Media de difusión: 57.900 ejemplares
  • Periodicidad: Enero-Abril | Mayo-Agosto | Septiembre-Diciembre
  • ISSN: 0214 - 7823
  • ISSN Electrónico: 1886-1415
CONTACTO
  • Dirección: c/ Conde de Peñalver 45, 5º
    28006 Madrid
  • Teléfono: 91 444 90 20
  • Fax: 91 309 56 15
  • Email: papeles@cop.es

Papeles del Psicólogo, 1986. Vol. (25).




LA TEORÍA SOCIOPSICOANALÍTICA Y LA REALIDAD CHILENA

MIGUEL HINOJOSA

Doctorante en Ciencias de la Educación Facultad de Psicología y Ciencias de la Educación. Universidad Católica de Lovaina.

El sociopsicoanálisis (S.P.) es una investigación institucional iniciada por el doctor Gérard Mendel. Los problemas sociales que se presentan hoy día, sean éstos motivados por los adelantos tecnológicos, sean éstos motivados por el subdesarrollo han hecho posible que aparezcan respuestas a éstos fenómenos: una de estas respuestas es la teoría sociopsicoanalítica, teoría basada en principio en el psicoanálisis de Sigmund Freud pero que pretende superar los planteamientos freudianos sobre la crisis de la civilización: "Malestar de la Cultura" (1979).

"El campo del psicoanálisis está limitado por los fantasmas conscientes e inconscientes que se expresan a través del discurso del paciente en una situación analítica. En tal condición el psicoanalista ciñe su labor a la realidad fantástica transmitida por el paciente y le ayuda a poner en contacto unos fragmentos de esta realidad. Aquí se detiene su papel. El psicoanálisis por tanto no nos muestra propiamente nada sobre la realidad externa si bien nos señala aspectos importantes de la vida psíquica, de la vivencia de la subjetividad, de la producción fantástica o de la expresión inconsciente"(1)

La limitación del psicoanálisis con respecto a la realidad externa hace necesario un análisis psicológico de la dimensión cultural y sociológica del hombre.

"La labor psicoanalítica centrada demasiado en los aspectos inconscientes ha dedicado su atención a los problemas psicológicos en el aspecto individual. La práctica psicoanalítico del fundador del S.P. (Gérard Mendel) le ha llevado a confirmar que la realidad social que vive el hombre no llega a expresarse enteramente sobre un diván. La realidad social no se muestra plenamente descifrada en la conversación del paciente. El hecho social tiene su especificidad como el hecho psicoafectivo. Existe una continuidad del uno al otro. Indagar esta continuidad es lo que abre paso a la labor investigadora del sociopsicoanálisis (S.P.)" (2)

El psicoanálisis se detiene en el conflicto intrapsíquico, mientras que el S.P. trata de descubrir el conflicto social consciente e inconsciente que se vive en la sociedad, en las instituciones sociales. Las instituciones son el lugar privilegiado de los trabajos de investigación del S.P.

El S.P. se plantea como "un método científico de análisis colectivo que toma en consideración las manifestaciones del inconsciente, la problemática del poder institucional, y la pertenencia de cada trabajador, en el seno de la institución, a una clase social definida por su situación en el proceso de producción" (3)

El S.P. estudia el alma colectiva sometida a una presión alienante del inconsciente y del medio ambiente. El S. P. trata de descubrir el conflicto consciente o inconsciente que existe en el seno de una sociedad.

"El S.P. corno nueva disciplina se sitúa ante el conflicto social, estudia la influencia ejercida por las fuerzas sociales tanto durante la educación familiar y escolar como en la situación del trabajo en el marco de una clase institucional". (4) A nivel más concreto el S.P. estudia un sector limitado de la sociedad: la Institución-Organización donde se dan las relaciones de PODER; donde se pone en práctica el ACTO; donde debe funcionar el YO-político. Es aquí donde el S.P. define en qué consiste una maduración del Yo-Político o una regresión a lo psicofamiliar. Es en el seno de la Institución donde puede percibirse si existe un trabajo más solidario, más autogestionado entre las clases institucionales (obreros, empleados, cuadros de una empresa) o bien existe un poder que les ha sido confiscado a una o más clases institucional es en beneficio de una o más clases que se encuentran al interior de la institución. Desde esta perspectiva el S.P. de Gérard Mendel apunta también hacia una perspectiva política: un socialismo no autoritario y de autogestión.

En virtud de que el S.P. es un movimiento científico de análisis institucional; que tiende un puente entre los fenómenos psíquicos y sociales y que por tanto el análisis puede ir más allá de una institución-organización, es decir que puede alcanzar a toda una sociedad es que quisiéramos a continuación ver como funciona la teoría S.P. en una realidad como la chilena donde gobierna una dictadura militar desde el 11 de Septiembre de 1973. Si el problema se trata, según la S.P., de cómo se juegan las relaciones de poder en el seno de una Institución-Organización, nosotros queremos ver cómo juegan estas mismas relaciones de poder al interior de una sociedad que se encuentra dirigida por un gobierno militar autoritario.

I. LA REALIDAD CHILENA

El 11 de Septiembre se produce en Chile un golpe militar que en virtud de una determinada concepción de Ideología de la Seguridad Nacional declara la guerra contra un enemigo interior al cual había que vigilar, atacar y destruir (5)

El Gobierno chileno emplea diversos medios con el objetivo que los individuos tengan siempre presente los objetivos del sistema. Es necesario mantener el orden, regular la comunicación entre los individuos, tener un poder hegemónico en todos los dominios de la expresión social.

El control autoritario es ejercido sobre los aspectos más variados de la realidad, las organizaciones y las personas. Este control tiene su origen en el gobierno que concentra el poder económico, político y social buscando eliminar toda oposición al régimen. Cualquiera oposición es percibido como "contraria a la SEGURIDAD NACIONAL". Esta argumentación permitirá al gobierno controlar todo el conjunto de la sociedad chilena.

Veamos cómo se expresa este control:

- control militar sobre la educación;

- control sobre la información;

- adoctrinamiento "sui generis" sobre los derechos humanos;

- control ideológico;

- prohibición de informar a los medios de comunicación social;

- prohibición de utilizar determinados textos de estudio;

- control de personas ajenas a los establecimientos educacionales;

- prohibición de hacer encuestas en los establecimientos escolares;

- colaboración con los trabajos de la Secretaría Nacional de la Juventud (Organismo de Gobierno);

- prohibición de participar en cursos que tengan relación con la realidad nacional;

- control y promoción de valores (patriotismo, nacionalismo);

- control de organizaciones educativas en general;

- control de organizaciones de padres y apoderados, alumnos, etc.

Dentro de este cuadro de control quisiéramos definir según la S.P. lo que es una Institución Autoritaria.

"Lo que sostiene una Institución Autoritaria y crea el orden institucional es una mezcla de los esquemas psicofamiliares en el individuo (respeto a la Autoridad) y de la fuerza más o menos aparente, más o menos coercitiva. Nosotros sabemos bien por una parte que, a medida que la Autoridad se desagrega es la fuerza desnuda la que se impone." (6)

Esta definición está estrechamente ligada a la interpretación que nosotros haremos de lo que es la sociedad chilena del presente.

II. DESAGREGACION DE LA AUTORIDAD: EL CONTROL MILITAR

Quisiéramos explicar aquí el paso de un régimen democrático de participación popular a un régimen autoritario de gobierno. Lo que sería según Mendel "una regresión del Yo-Político a lo psicofamiliar". Más adelante volveremos sobre esta afirmación.

En un régimen político democrático, Chile había tenido bastantes cambios de gobierno. En 15 años Chile había tenido tres gobiernos con orientaciones políticas diferentes entre ellos; podríamos decir tres proyectos políticos diferentes y todos ellos parecían estar desvinculados de una base cultural común:

a) un proyecto liberal (1958- 1964), gobierno de Jorge Alessandri;

b) un proyecto demócrata cristiano (1964-1970), gobierno de Eduardo Frei;

c) un proyecto socialista (1970- 1973), gobierno de Salvador Allende.

En este brusco pasaje de un proyecto a otro, los gobiernos entrantes aparecían desconociendo todo lo realizado por gobiernos anteriores. Se tenía la impresión que la historia de nuestro país comenzaba cada vez que llegaba un gobierno de orientación política diferente, No había respeto por el adversario político y en esa forma se iba perdiendo el respeto por la democracia. Se fue perdiendo el respeto por las instituciones del Estado, por los partidos políticos, por las organizaciones sociales. Cada organización política y social tenía sus propias parcelas de poder y de influencia sin considerar el conjunto de la sociedad. Si se percibe tal cuadro, no es difícil comprender porqué en el año 1973 ciclita un período histórico, aquel de la democracia que termina con la autoridad del Estado y de las instituciones políticas. La pérdida de credibilidad en las Instituciones del Estado van a dar origen a un golpe de Estado que es la utilización de la fuerza en su estado puro.

La Derecha Económica y su brazo armado las Fuerzas Armadas (FF.AA.) y de Orden forman un "bloque histórico" para intentar "restaurar la autoridad". Apoderándose del Gobierno este "bloque histórico" establecerá un control sobre la sociedad chilena basado sobre el triunfo de las armas.

El control militar se ejerce en toda la sociedad, comprendido allí un Ministerio como el de Educación y Cultura, que como aparato de Estado es el encargado de dar y reproducir la cultura hegemónico. Es importante para el Gobierno de la N FF.AA. controlar el aparato educativo, porque se trata no sólo de un cambio a nivel de un sistema político democrático, sino de cambiar un modelo cultural basado en la actividad social. (7)

III. EL DISCURSO MILITAR: UN DISCURSO PSICOAFECTIVO

El Golpe Militar dado al gobierno del presidente Allende fue de una violencia inaudita, la labor de "limpieza" y "depuración" no lo ha sido menos. Pero no se trata de recurrir siempre a la violencia, es necesario utilizar recursos que tiendan a "legitimar" al gobierno. Se trata de dar a conocer un mensaje que gane "audiencia", es decir, de encontrar y convencer personas dispuestas a reconocer al gobierno de las FF.AA. y sus aliados.

Los civiles deben reconocer "la acción benéfica" de las FF.AA. y prestarles toda la cooperación deseable:

"La eficacia de los civiles en el gobierno (de la Junta Militar) está determinada por la acción militar del 11.9.1973 y por el régimen autoritario impuesto desde entonces al país. En ese sentido las FF.AA. merecen recibir un reconocimiento más que caluroso por su patriotismo y su devoción. Las FF.AA. son los responsables de los hechos históricos que están en la base de la reconstrucción y de la transformación del país. Ellas son solidarias, ellas están ligadas a este proceso transformador. La integración de los civiles y de los militares es esencial para obtener los objetivos de supervivencia y de desarrollo del país. Las FF.AA. impulsan y sostienen este régimen (de orden). Es en este campo abierto por aquellas donde los civiles trabajan". (8)

Como se puede apreciar es necesario que los civiles reconozcan esta "acción militar" de las Fuerzas Armadas.

La Fuerza Pública debe asegurar la integridad de la sociedad, integridad amenazada por un "proceso sistemático de destrucción", proceso conducido por "una ideología dogmática" denominada marxista-leninista y de inspiración extranjera. Al existir este peligro era un "deber inmediato" para las FF.AA. de constituirse en una Junta de Gobierno para "restaurar la chilenidad, la justicia y la institucionalidad quebrantada". (9)

Es decir, como la sociedad chilena ha sido incapaz de auto-conducirse, en vista de la "anarquía dominante", era necesario que la autoridad del Estado, en manos de las FF.AA., se demostrara fuerte, dominante y protectora. Así las FF.AA. se presentan como una proposición de un grande a un pequeño; de un padre a un hijo; de un dominador a un dominado "que es incapaz de controlar sus miedos y sus frustraciones" (10). Este fenómeno es descrito por Gérard Mendel como la Ideología Autoritaria o Fenómeno-Autoridad que tiene su origen "en la desigualdad biológica de los seres humanos, las inevitables tensiones y frustraciones acompañadas de una inevitable agresividad, el miedo de ser abandonado (o culpabilidad) en relación con esta agresividad, la Autoridad del Grande como defensa, barrera, dique dirigidos contra la agresividad intrapsíquica.

El fenómeno que nosotros describimos así es muy simple, tan simple como su utilización ulterior: el jefe, el Grande, el Patrón amenazarán cada uno por su cuenta, con un: sin mi mediación el caos, la guerra civil, la derrota, etc." (11)

Para evitar "la guerra civil y el caos" el Gobierno Militar propone terminar con la actividad política, pues ella supone "un peligro" para la unidad de la nación.

La Junta Militar a través del Decreto-ley nº 77 prohíbe el funcionamiento de los Partidos Políticos.

"La reconstrucción de Chile debe sobrepasar la mediocridad y las divisiones al interior de sí mismo. Para evitar toda división, es necesario terminar con la politiquería... con los grupos "guerrilleros" que intentan tornar el poder simulando que aceptan la democracia. Tales grupos tienen una doctrina y una moral cuyo objetivo es el construir un Estado totalitario." (12)

IV. UNA SOCIEDAD CULPABILIZADA POR SU PASADO Y POR SU RELACION CON UNA CULTURA EXTERIOR

Según Gérard Mendel "la culpabilidad humana tiene su origen en el temor al abandono. La cadena completa es ésta: frustración del sujeto - agresividad contra el objeto - fantasma de destrucción de este objeto- temor al abandono- culpabilidad. El número de eslabones que permanecen in- conscientes es variable". (13)

a) Por su pasado la sociedad chilena es culpabilizada de no haber podido controlar su agresividad, de ahí que debe obedecer y dejarse conducir para no disgustar a la "autoridad protectora". Así con respecto al pasado el discurso de las FF.AA. será culpabilizador.

El discurso del Gobierno culpabiliza al pasado de todos los "males" de la sociedad chilena, es necesario olvidar y terminar con estos "males" y reconstruir otra sociedad. La sociedad chilena no puede volver atrás, el discurso militar es hecho sobre la base "del chantaje al amor", el discurso empleado sería así. "si tu vuelves hacia el pasado, tú eres malo y si tú eres malo, yo no te querré más" (14). Como el niño condicionado por la ideología autoritaria, la sociedad no se atreve a actuar. El Gobierno Militar tomará las decisiones, conducirá los asuntos del país sin consultar a nadie. Teniendo la ideología autoritaria por base, la ideología dominante (15) se filtrará tanto como pueda para condicionar primero al niño y después a toda la sociedad.

b) La sociedad chilena y la cultura foránea. En este sentido la sociedad chilena aparece culpabilizada por su "excesiva dependencia" de las ideologías extranjeras, fundamentalmente el marxismo- leninismo "portador de la casi disgregación de la comunidad nacional". Por tanto es necesario prohibir la difusión de "ideas extranjeras" al país.

Es interesante poder apreciar en una circular del Ministerio de la Educación Chilena (la nº 16 de 1973) dirigida a todos los establecimientos de enseñanza (públicos y privados) la cual dice:

"... es incompatible con los verdaderos sentimientos de chilenidad cualquier otro que deje de lado, o intente ser igual al amor de la Patria. No hay sentimientos hacia otras naciones o ideologías... (Las escuelas) deberán abstenerse de mostrar en los lugares públicos, salones, salas de clase, comedores, patio de la escuela, símbolos extranjeros, retratos, insignias o fotos de personalidades o gobiernos extranjeros".

Las FF.AA. juegan con la culpabilidad -de una cultura exterior- para someter la sociedad. El mundo exterior, toda una cultura, intenta ser prohibida, pues ella presenta un verdadero peligro para "los niños-adultos". La sociedad debe derechamente obedecer, lo contrario sería perder el amor de la Patria encarnado por las FF.AA. Ahora bien, sabemos que esta "pérdida" del amor implica la pérdida de libertad personal y otros derechos tan importantes como el de vivir en su propio país.

Este sentimiento de culpabilidad creado por las FF.AA. es un condicionamiento "porque se trata de un verdadero condicionamiento, en el sentido pavloviano del término - tendrá corno consecuencia de "obligar" al sujeto a someterse enseguida..." (16). Ver Cuadro.

V. LAS FF.AA. CHILENAS: UNA MEDIACION "PATERNAL"

Según el antiguo dictador portugués Oliveira Salazar "gobernar, vean ustedes, es proteger a la gente contra ellos mismos" (17). En ese mismo sentido las FF.AA. ofrecen su "protección".

Manifestándose una "crisis" al interior de la sociedad, las FF.AA. se dan la tarea de tomar el poder político para asegurar, según ellos, el orden y la disciplina en una sociedad caótica y demasiado politizada.

"El país fue un campo de batalla, durante mucho tiempo después del 11 de Septiembre de 1973" (18). Era necesario, incluso después del Golpe de Estado, eliminar los "elementos peligrosos", sobre todo de las organizaciones políticas de izquierda y de la extrema izquierda (19). Para poder imponer orden y disciplina es necesario un comportamiento sumiso de la sociedad y para obtener esto será necesario recurrir algunas veces a la fuerza para no servirse todo el tiempo de ella.

"Sus manifestaciones (de la Autoridad) se sitúan entre un primero y un último recurso a la fuerza. No existe ninguna autoridad que no castigue las transgresiones y con frecuencia es la manera encubridora de la violencia. Violencia a veces oculta tras la pantalla del prestigio. la autoridad se presenta, por tanto, como el medio de obtener una actitud de sumisión, de dependencia economizando gastos. El que manda domina y el inferior se somete..." (20)

En este sentido la autoridad debía restablecerse, las FF.AA. debían tomar el poder político para conducir, para guiar una sociedad "incapaz" de auto-dirigirse. Entonces continúan las justificaciones.

"El país contemplaba con asombro, los abusos, las requisiciones arbitrarias y otras medidas impuestas por la fuerza, contra las leyes en vigor. Todo esto contra la voluntad de la nación y además intentando imponer un régimen marxista". (21)

Contra tanto "desorden" y anarquía" se imponía y justificaba, desde la perspectiva de las FF.AA., apoderarse del poder político con el objetivo de reorientar, de reconducir la sociedad chilena. Esta tenía necesidad de un "Padre" que fuera capaz de imponer el orden y la tranquilidad. Su discurso es "sin nosotros, el caos, la anarquía, la derrota, etc.".

VI. OTROS ARGUMENTOS PARA SOMETER: LA IDEOLOGIA DE LA SEGURIDAD NACIONAL Y LA VICTIMA PROPICIATORIA

"Es posible afirmar que grupos constituidos donde la libertad personal es coartada (un Estado dictatorial) no pueden durar si la agresividad reaccional ligada a la frustración del desea de libertad en el individuo no es orientada hacia un enemigo exteriores entonces la guerra al interior- es entonces la persecución de una minoría, enemigos haciendo oficio de víctima propiciatorio, así la agresividad que normalmente se dirige contra los jefes tiránicos es desviada contra otros". (22)

Ya hemos dicho que para someter una sociedad la fuerza bruta no es suficiente, de ahí que las FF.AA. tiendan a utilizar un discurso que mencione "los peligros reales" de la sociedad: el marxismo y sus posibles aliados. Haciendo esto, el Gobierno Militar se auto-proclama como defensor de la Patria, obligando a la sociedad a dejarse proteger, a obedecer sin discutir. la Doctrina de la Seguridad Nacional aparece aquí como un pesado argumento para someter y para legitimar la autoridad del Gobierno Militar.

Buscando la adhesión de los sectores sociales, se intenta dar una respuesta al "caos total" que representa el comunismo. En efecto, el gobierno sostiene:

"El comunismo es una forma de agresión permanente que da lugar a una guerra convencional... El comunismo infiltra los nudos vitales de las sociedades libres, tales como las universidades, los medios de comunicación, los sindicatos, los organismos internacionales e incluso los sectores religiosos. Por otra parte, origina desorden en todas partes, desorden material en las calles, desorden económico, con presiones demagógicas e inflacionarias, desorden paterial, con huelgas permanentes. Desorden moral, incitación a la droga, a la pornografía y a la disolución de la familia. Desorden de los espíritus practicando el odio de clases. En resumen, esto representa el terrorismo en todas las sociedades. Hay naciones civilizadas que parecen haber vuelto a las épocas más primitivas de la historia de la humanidad". (23)

Dado el peligro absoluto que representa el comunismo para el gobierno militar, la motivación del aparato represivo del Estado debe ser total en esta guerra "no convencional". Las FF.AA. y la Derecha Económica como bloque hegemónico deben tener el control absoluto del conjunto de actividades y de las instituciones pertenecientes a la sociedad civil: la eliminación de los partidos políticos en general, de los dirigentes políticos, la suspensión de la actividad sindical, la intervención de las universidades, de clausura de la prensa, la libertad de comunicación, control militar de las ciudades, censura en el campo de las artes, prohibición de publicaciones, vigilancia administrativo-militar en las escuelas, prohibición de las doctrinas políticas y del pensamiento no oficial, discriminación ideológica en la distribución de empleos, etc.

También la economía juega un rol importante y debe integrarse en el dominio de la Doctrina de la Seguridad Nacional; ésta se presenta como una posibilidad de desarrollarse dentro del sistema capitalista. Aquí esta doctrina toma un rol de subordinación a los intereses económicos y sociales de la clase dominante (la derecha económica y su brazo armado).

"El desarrollo debe enriquecer el Poder Nacional, al interior y al exterior, en tal forma que permita asegurar a toda la sociedad vivir en dignidad, a medida que los niveles y los objetivos se alcancen, es decir el proceso que el mencionado desarrollo engendre. Al mismo tiempo la Seguridad debe tener la capacidad de permitir el desarrollo venciendo los aspectos negativos engendrados por las tensiones y los antagonismos que resultan del mencionado proceso de evolución". (24)

Este concepto de Seguridad Nacional asegura la función de controlar los conflictos sociales reprimiéndolos. Sólo así es posible el desarrollo de un nuevo modelo de acumulación económica y cultural, modelo que sólo puede ser impuesto controlando la actividad de toda la sociedad.

A través de esta doctrina de la Seguridad Nacional, se pretende que parte importante de la población se sume a esta lucha contra el enemigo interior. Esto es parte de la estrategia gubernamental, para no utilizar toda la fuerza y no utilizarla constantemente. También la sociedad debe cooperar en vigilar y apoyar al gobierno en esta guerra no convencional"(fomento de la dejación). En todo caso, frente a cualquier problema que ponga en peligro "la paz interior del país" las FF.AA. protegerán la sociedad contra los "malos padres" que fueron y son los marxistas que controlaron el gobierno del país. En nuestro caso, los comunistas son para las FF.AA., lo que los judíos fueron para Hitler.

La Seguridad Nacional ha llegado a ser para las FF.AA. chilenas "... la persecución de una minoría, enemigos haciendo oficio de víctima propicíatoria" (25), en nuestro caso, los comunistas o los marxistas y sus aliados. Se intenta cambiar una posible agresividad contra el Gobierno hacia otro elemento considerado como el "padre malo" que pone en peligro la seguridad de la nación, de la patria, de la "madre buena" acogedora y bienhechora.

VII. El REGIMEN AUTORITARIO CHILENO: UNA REGRESION DE LO POLITICO A LO PSICOFAMILIAR

Para el sociopsicoanálisis "lo político" "engloba el campo del conflicto entre clases sociales en el nivel de cada institución, por tanto concierne al campo del poder institucional" (26). Es decir, el conflicto que puede presentarse en una fábrica donde las clases sociales corno los obreros, empleados, cuadros ejecutivos en tanto 'clases' sostienen conflictos entre ellas con el objeto de hacer uso de un poder, de un acto-poder teniendo como objetivo, la acción o un acto global que corresponde a toda la institución denominada fábrica o empresa.

"La política" se refiere "al uso que se hace de lo político en la impugnación, la conquista o el ejercicio del poder en el nivel de la sociedad global. Concierne al campo de la sociedad civil". (27)

Lo político se relaciona a la búsqueda de la igualdad entre las clases que conviven al interior de una institución y que intentan tener un poder más compartido en relación a los fines últimos de la institución. Es un conflicto tendiente a dignificar las clases institucionales haciendo uso de una libertad y de una autonomía que debe producir un "gozo" material y espiritual.

"Lo político se refiere a las relaciones entre las diversas clases en un plano de igualdad, concierne al campo del poder institucional, mientras que la política se refiere al poder social... El poder de lo político es el poder del individuo en el interior de la clase social institucional. Mientras que lo físico y lo psicofamiliar se viven en una relación infantil-familiar de inferioridad, por el contrario lo político es una relación de clase a clase sobre un plan de igualdad entre las clases institucionales". (28)

Es sobre la base de estos conceptos expresados que nosotros queremos afirmar que el régimen militar chileno significa una regresión, donde la sociedad chilena vive una relación infantil-familiar de inferioridad con respecto a la autoridad del gobierno.

Si aceptamos que lo político es la aceptación del conflicto igualitario de las clases institucionales, nosotros podemos decir que antes del golpe de Estado, Chile vivía una democracia reconocida como "progresista" donde los conflictos, una vez aceptados, se intentaba resolverlos. Democracia en la cual se podía expresarse, participar, comprometerse dentro de las instituciones económicas, políticas, sociales, religiosas y culturales. Se respetaba la alternancia en el gobierno del país, se intentaba perfeccionar el régimen de gobierno universitario buscando un poder más compartido entre las clases o estamentos, incluso autogestionario. La búsqueda de un poder más compartido, más solidario, es el fundamento de una democracia y que a pesar de sus numerosos defectos siempre permite al ciudadano comprometerse. Compromiso de un Yo-Político, de un Yo-individual en una doble dimensión: al nivel de institución (lo político) y a nivel de la sociedad global (la política).

Se puede decir que lo político se expresaba al interior de las instituciones chilenas. Para ilustrar esto quisiéramos presentar un ejemplo: al comienzo de la década de los 60, y mucho antes que los sucesos de Mayo en París el año 1968, las reformas universitarias dan lugar a una gestión compartida de las universidades por la vía del reconocimiento de las clases institucionales a participar en la dirección, administración y gestión de éstas: profesores, alumnos, empleados administrativos y personal auxiliar. Toda "una comunidad" universitaria se comprometía en el dominio de la investigación, de la enseñanza y de la comunicación cultural (29). Nuestra democracia, progresista más bien que mal, permitía el libre juego del conflicto social.

En una sociedad democrática como la que Chile vivió puede decirse de alguna manera "el ejercicio del acto" (30) que es propio de "lo-político" y del "Yo-político" se acompañaba de un placer específico "encontrado en particular en una relación de igualdad en el seno de su clase y de clase a clase" (31)

Por el contrario, y siempre desde la perspectiva de la S.P. la llegada de las FF.AA. al poder significa una vuelta atrás, una vuelta hacia los esquemas psicofamiliares donde no se reconoce el conflicto como válido y donde no hay autonomía en la toma de decisiones. Por el contrario, habrá sólo dos clases que en alianza entre sí tomarán las decisiones por las otras. Ellas serán las FF.AA. y de orden y la Derecha Económica.

En ésta como en otras sociedades hay algunos que han considerado y consideran que las sociedades por si solas no son capaces de superar las crisis por las que atraviesan. Por tanto también hay algunos que están dispuestos a sacrificarse "por la patria" (Hitler, Stalin y algunos otros que han venido a la memoria), a adoptar el rol de "Padre" o de "Gran hermano".

En Chile serán las FF.AA. y de orden las que intervendrán para salvar la patria".

La vuelta al arcaísmo: la sociedad infantilizada... Si tú no haces esto, ...¡ Una sociedad sometida por la fuerza debe derechamente obedecer, fuertemente culpabilizada del caos, de la anarquía, el exceso de política partidista, esta sociedad de hoy debe dejarse guiar y aprender a comportarse. Debe volver al seno de la madre benefactora "a la patria de los héroes portadora de felices tradiciones" (32).

"La educación deberá profundizar y transmitir el amor a la patria. Las doctrinas extranjeras son inaceptables... ellas atentan contra la unidad nacional". (33)

A fines del año 1974, "se creaban un conjunto de medidas que apuntaban a la creación de un 11 clima" escolar de orden, jerarquía, patriotismo y exaltación de lo militar, y al mismo tiempo producía en los alumnos una preocupación completa por los estudios y en los profesores una actitud estrictamente profesional y disciplinada". (34)

La insistencia en la tradición es uno de los aspectos fundamentales de esta regresión al arcaísmo. El gobierno militar utiliza un discurso pleno de recuerdos y de evocaciones de tiempos que fueron mejores, en un pasado lejano, es un tiempo que evoca las glorias militares y para imponer esto hay que ser categórico: "no se aceptará ninguna doctrina que atente contra la TRADICION" (35). Esta regresión se presenta "adornada nostálgicamente con los sortilegios de lo mejor, de aquello que ha sido vivido o deseado en otros tiempos" ... que "apunta a la felicidad absoluta y a la satisfacción total del deseo, a la abolición de todo límite del tiempo, del espacio y del Yo-realidad".

La sociedad chilena debe dejarse conducir hacia el pasado, fuente de placer, hacia las tradiciones, hacia la madre arcaica que da el placer total, hacia el Yo todo. Aquí se encuentra el punto culminante de la regresión total que es la negación total del Yo-realidad, del Yo-Político y de lo Político.

VIII. DETRAS DE LA PERDIDA DEL AMOR, EL RECURSO A LA FUERZA

En el caso chilena, la culpabilidad ha significado muchas veces el recurso a la fuerza. El poder en manos de las FF.AA. son un hecho real y objetivo, ellas disponen de los medios necesarios para imponer su voluntad. Cierto es que el discurso nacionalista pretende legitimar la autoridad de las FF.AA., de otra manera que la fuerza. Al lado del discurso nacionalista está la amenaza de la fuerza y lo más del tiempo, su utilización

La concepción de la doctrina de la Seguridad nacional utilizada a llevado, por ejemplo, al gobierno a intervenir fuertemente el sistema educativo chileno.

El uso de la violencia institucionalizada ha significado en el sistema educativo, "la depuración y destrucción de las organizaciones sindicales de profesores, se les ha impuesto una disciplina que busca el orden y la despolitización de los servicios educativos para permitir, sin dificultades, el cumplimiento de las directivas del gobierno en lo que concierne al dominio de la educación". (36)

Se inhibe, se castiga la discusión y la reflexión, como se podría castigar a un "niño desobediente". Tal como en los niños con respecto a los adultas hay desigualdades de fuerzas de la misma manera existe esta desigualdad de fuerzas entre el gobierno militar y la sociedad chilena. Desigualdad que se aprovecha para inhibir y someter la dimensión de lo político.

"Ninguna clase renuncia voluntariamente al poder que detenta, antes al contrario, intenta aumentarlo. Por ello la clase dirigente y el aparato del Estado, que es su reflejo, utilizan técnicas de formación autoritaria, de condicionamiento a la sumisión que impide la torna de conciencia de lo político que hace al hombre maduro frente al poder". (37)

Se pretende condicionar a la sociedad sea por la violencia, sea por un discurso que pretende convencer. Se trata de aplicarla política "del palo y la zanahoria", así mientras por un lado se reprime por otro el gobierno ofrece a los profesores una política de "dignificación profesional" en materia económica y social (38). En un régimen político que utiliza para gobernar "el palo y la zanahoria", hace más uso del palo. En todo caso hemos querido mostrar corno puede hacerse uso de la autoridad en un régimen dictatorial como el chileno; cómo a pesar de la fuerza que utiliza para someter a una sociedad, ello no basta, ya que necesita también tratar de convencer para legitimarse, de ahí que el recurso a la afectividad, a lo psicoafectivo esté siempre presente junto con el recurso de la fuerza.

Notas

(1) Requejo, Agustín Sociopsicoanálisis y educación, Colección Navidad, Ediciones Istmo, Barcelona, 1984, p. 65-56.

(2) Requejo, Agustín, op. cit., p. 57.

(3) Ibid., p 63.

(4) Ibid., p. 64. Ver también Gérard Mendel, La Descolonización del Niño, Arici, Barcelona, 1974, p. 213.

(5) Después de la caída del Presidente Salvador Allende, el gobierno militar procedió a "depurar" el país de los antiguos partidarios del régimen anterior.

(6) Sociopsychanalyse 3, Psychanalyse et Sociopsychanalyze. Payot, París, 1973, p. 111. Traducción. Los esquemas psicoafectivos deben ser comprendidos como: el chantaje al amor, el miedo a ser abandonado. Si tu no haces lo que te digo, ya no te querré más... La Autoridad de la Institución es sentida corno una relación de un "grande" a un "pequeño"; de un "padre" a un hijo. Traducción.

(7) Ordenanza n!? 41, del 1 9 de Agosto de 1974 transcribe otra ordenanza del 12 de Agosto de 1974 del "Comando de Institutos Militares" destinada a regular el funcionamiento de las escuelas del "Gran Santiago" (capital de Chile). Esta vigilancia efectuada por los Institutos Militares parece haber sido aplicada en todo el país.

(8) Diario "El Mercurio". Semana Política, 1 de Abril de 1979.

(9) Dougnac y Williams, Introducción a la vida cívica, Editorial Universitaria, Santiago, Chile, 1979. p. 164.

(10) Mendel, Gérard, Lo Manifest Educatil, Payot, París, 1973. p. 31.

(11) Ibid., p. 31. Traducción.

(12) Dougnae y Williams, op. cit., p. 196.

(13) Requejo, Agustín, op. cit., p. 151.

(14) Mendel, Gérard, La Manifest. op. cit., p. 30. Traducción.

(15) Gérard Mendel entiende por Ideología "un sistema ideal engendrado por las circunstancias materiales de la existencia social de los individuos; un sistema ideal contradictorio cuyos elementos están en pugna (real o potencialmente) en la medida que la producción es de tipo capitalista.

Requejo, Agustín, op. cit., p. 155, nota 22.

(16) Mendel, Gérard, Pour décoloniser, op. cit., p. 52. Traducción.

(17) Mendel, Gérard, Pour décoloniser, op, cit., p. 52. Traducción.

(18) Diario "El Mercurio", Comentario Editorial, 22 de Diciembre de 1978.

(19) Hoy día "los elementos peligrosos" se han extendido a todos aquellos que discrepan de la política oficial del gobierno. Chile continúa en todo caso siendo un campo de batalla donde los "enemigos" son asesinados, torturados, deportados y con un poco de suerte relegados y/o encarcelados.

(20) Requejo, Agustín, op. cit., p. 1 50.

(21) Williams y Dougnac, op. cit, p. 163. Estas son justificaciones a la aceptación del Golpe de Estado dadas por estos autores que muestran ser partidarios de las FF.AA.

(22) Mendel, Gérard, La Révolla contra lo pero, Payot, París, 1968, p. 259. Traducción.

(23) General de División Augusto Pinochet Ugarte. Mensaje a la Nación del 11 de Septiembre de 1976 publicado en el Diario "El Mercurio" del 12 de Septiembre de 1976.

(24) Teniente Coronel W. Dorner, "Sobre concepto de Seguridad Nacional", Memorial del Ejército, Mayo-Agosto, 1974. Ver también José Joaquín Brunner, La cultura autoritaria. Fiacso, Santiago, Chile, 1982, p. 52- 53.

(25) Mendel, Gérard, La Révolte contra la pare, op. cit., p. 259. Traducción. Es al mismo fenómeno que hacía alusión Freud cuando escribía: "Es siempre posible unir los unos a los otros por lazos de amor a una gran masa de hombres, con la sola condición que queden algunos de ellos fuera para "recibir los golpes", ibid., nota pie de página. Traducción.

(26) Requejo, Agustín, op. cit., p. 210-21 1.

(27) Ibid., p. 21 1.

(28) Ibid., p. 21 1.

(29) PIIE, Programa Interdisciplinario de Investigaciones Educaciones. Las Transformaciones Educacionales bajo el Régimen Militar, Cap. I, El desarrollo de la Educación Chilena hasta 1973, Santiago, Chile, 1982, Tomo 1, p. 9-33.

(30) Acto-Poder, significa, en el lenguaje S.P., poder actuar, poder hacer, de compartir con otras responsabilidades y tomar decisiones en el acto-poder global institucional.

(31) Legrand, Michol, Psychanalyse, Science et Sociéte. Pierre Mardaga Editeur, Bruxelles, 1983, p. 187.

(32) La patria es comparada a la madre que alimenta y protege al niño. Sin el alimento materno, y en determinadas condiciones, el niño puede morir.

(33) PIIE, Volumen I, p. 79. Ver también Objetivo Nacional del Gobierno de Chile, 23 de Diciembre 1975.

(34) Ver PIIE, op. cit , p. 75 y Julián Bermúdez, El Sistema Educativo. Requerimientos del desarrollo nacional 1964-1975, Santiago, Chile, 1975.

(35) PIIE, op. cit., Vol. 1. p. 79.

(36) PIIE, op cit, Vol. 1, p. 79.

(37) Requejo, Agustín, op. cit., p. 217.

(38) Núñez, Iván, Evolución de la Política Educacional del Régimen Militar, PIIE, Academia de Humanismo Cristiano, Junio de 1982, Políticas hacia el Magisterio, p. 42-46.

Material adicional / Suplementary material

Cuadro 1. La Sociedad Chilena.

Cuadro 1. La Sociedad Chilena.

Una vez publicada la revista, el texto integro de todos los artículos se encuentra disponible en
www.papelesdelpsicologo.es