INFORMACIÓN

Papeles del Psicólogo es una revista científico-profesional, cuyo objetivo es publicar revisiones, meta-análisis, soluciones, descubrimientos, guías, experiencias y métodos de utilidad para abordar problemas y cuestiones que surgen en la práctica profesional de cualquier área de la Psicología. Se ofrece también como foro para contrastar opiniones y fomentar el debate sobre enfoques o cuestiones que suscitan controversia.

PAPELES DEL PSICÓLOGO
  • Director: Serafín Lemos Giráldez
  • Difusión: (Noviembre 2013)
         Media de difusión: 57.900 ejemplares
  • Periodicidad: Enero-Abril | Mayo-Agosto | Septiembre-Diciembre
  • ISSN: 0214 - 7823
  • ISSN Electrónico: 1886-1415
CONTACTO
  • Dirección: c/ Conde de Peñalver 45, 5º
    28006 Madrid
  • Teléfono: 91 444 90 20
  • Fax: 91 309 56 15
  • Email: papeles@cop.es

Papeles del Psicólogo, 1999. Vol. (73).




POLICROMÍA DEL INFORME PSICOLÓGICO FORENSE

Javier Urra Portillo

Colegio Oficial de Psicólogos

"La ciencia será siempre una búsqueda, jamás un descubrimiento real.

Es un viaje, nunca una llegada (Karl Popper)"

Para ver lo bello, hay que mirar una vez, para ver lo justo, hay que mirar con detenimiento y muchas veces.

En el ámbito de la Justicia de Menores, y ya desde 1948, se ampara la aportación del psicólogo. Actualmente su intervención es preceptiva, durante todo el procedimiento explora, informa, orienta en Comparecencias y Audiencias, realiza puntualmente un seguimiento de la medida impuesta. El Proyecto de Ley Orgánica de Responsabilidad Penal Juvenil, va a aumentar su trabajo, pues su competencia no serán los niños de 12 a 16 años, sino de 13 a 18 y ocasionalmente hasta los 21.

Respecto a los Juzgados de Familia, si bien la intervención del psicólogo dependerá de la decisión del Magistrado, (el Código Civil en su artículo 92 explicita que: "El Juez, de oficio o a petición de los interesados, podrá recabar el dictamen de especialistas") su ámbito laboral es amplio, pues interviene en procedimientos de Medidas Provisionalísimas; Medidas Provisionales; Separación; Divorcio; Incidente de Oposición de Medidas; Modificación de efectos de Medidas y también en los menos conocidos de Acogimiento, Adopción e Impugnación de Tutela. Se abre para el futuro, ya presente, una modificación legislativa y una intervención no sólo diagnóstica y orientadora, sino mediadora.

El psicólogo en los ámbitos forenses, se ha convertido, gracias a su esfuerzo y saber, en piedra angular, trabaja en equipos multidisciplinares y está cambiando la perspectiva y posicionamiento de la Justicia en cuanto a objetivos y formas de intervención. El componente científico, que humaniza una justicia que de otro modo sería patrimonio de jueces y abogados, se aprecia en las Clínicas Médico-Forenses, en las Prisiones, en los Juzgados de Vigilancia Penitenciaria, en la Atención a las Víctimas....

Pertenecientes a la Administración de Justicia, a los Servicios Sociales ó en la práctica privada, realizando informes de parte y bajo el principio de que lo que ha de hacerse, debe hacerse bien, los psicólogos, conociendo su saber y los límites personales, así como los de su ciencia, buscan aproximar algo tan difícil como la verdad, o la mejor opción, por lo que están abiertos a variar de opinión no rehuyendo el debate de las ratificaciones.

Los operadores de la justicia, la ciudadanía, los medios de comunicación, ponen atención a lo que el perito psicólogo expone. Dejó de ser el testólogo del psiquiatra y hoy es reconocido por su seria, variada y profunda aportación. Los psicólogos y su Colegio profesional, han debatido, reflexionado, formado, tanto en las técnicas como en la ética que sostiene su intervención. Pero hemos de seguir siendo ambiciosos respecto a los cometidos a alcanzar y autocríticos en los pasos que damos, por ejemplo, la escasez de instrumentos específicos de evaluación forense.

El psicólogo forense no debe ceñirse al trabajo con la persona que ante él comparece (casi nunca por su propia voluntad), sino que ha de incidir en el clima de todo el procedimiento, del resto de los intervinientes, de la sala, etc. Es más debe transmitir criterios al legislador, dando coherencia a unas normas que conoce desde dentro.

Todo ello se está realizando y si bien su incidencia se aprecia más en el mundo del derecho que en la eclosión ante el resto de compañeros psicólogos, éstos deben saber que los avances de la psicología jurídica se sostienen en gran medida en los de otras ramas como la clínica.

Distintas sentencias del Tribunal Supremo han acreditado la trascendencia de la aportación específica de la ciencia psicológica. Juzgados y Tribunales demandan cada vez más, no sólo el diagnóstico de un actor jurídico, sino una valoración más global, un pronóstico y una orientación. El rol del psicólogo se incrementa, sus riesgos también. Tenemos que decir "no sé", cuando lo que se nos demanda no permite su conocimiento, pero hemos de implicarnos sin posicionarnos en una cómoda y distante asepsia.

Hay temas que requieren una profunda especialización, es el caso de la evaluación de la credibilidad del testimonio de los menores hipotéticamente víctimas de delitos contra la libertad sexual, otros se refieren a la peritación psicológica de las agresiones sexuales o de las características y conductas que puedan reportar beneficios penitenciarios.

Este A Fondo se enriquece además con artículos referentes a informes, que, si bien no son demandados desde la Justicia, tienen como destinatario a una Institución que precisa de la veracidad y consistencia suficientes para una toma de decisiones. Se refieren al informe psicológico para la baremación de la discapacidad en los transtornos mentales y para la valoración de idoneidad en adopciones internacionales.

Así pues reflexionemos, transmitamos precisión, procuremos la sencillez y huyamos de la simpleza. Trabajemos no sólo por la humanidad, sino por cada hombre.

Una vez publicada la revista, el texto integro de todos los artículos se encuentra disponible en
www.papelesdelpsicologo.es